Skip to main content
  • ARTIST SPOTLIGHT
    Radio Jarochelo: Connecting Communities
    by César Castro

In English

Download Article →

Nací en Veracruz, Veracruz, México. Crecí entre coches y pisando asfalto; escuchando música viva en el centro de mi ciudad y rechazando la música moderna comercial. Mi papá es de rancho y fue llevado a la ciudad; es actor amateur, cantante de ocasión y narrador oficial del estadio de beisbol de mi ciudad. Se dedica al comercio. Mi mamá es otra emigrante del campo a la ciudad, excelente artesana, cocinera y mejor administradora y economista pero se dedicó profesionalmente a cuidar de la casa y la familia al tiempo que comerciaba sus creaciones.

A los 13 años conocí a mi gran amor: la jarana. Fue amor “a primer oído”. Muy pronto quedé encantado por sus historias, su intensidad al contarlas, su familia y su forma de festejar: el fandango. También aprendí a repararlas y hasta a construirlas. Con ella pude conocer y tuve que aprender la forma en la que se gana el dinero. Mis primeras lecciones fueron con Andrés Alfonso, arpista famoso en la escuela secundaria. Después en los talleres del grupo Mono Blanco y por 3 años atendía las dos escuelas!

Playlist
#
#

Tocando esta música conocí muchos lugares, gente, lo que comen, como visten, como hablan, su música, sus comunidades, etc… Gente que toca esta música, gente que desea aprenderla o que ya está en ello generando núcleos en distintas partes del estado de Veracruz, de México o el extranjero, Estados Unidos principalmente. Eran los años 90s

Creciendo, ves en la tele y escuchas en la radio cosas que no reflejan tu entorno. Eso lo supe de grande. Tuve la fortuna de que  a mi papá le gustara “la buena música” lo cual podemos identificar hoy como: música clásica, latina y world. A mi mamá le gustaba escuchar radio novelas y las noticias pero decía que siempre se acompañaba con la radio. La televisión era la menos atendida aunque poco a poco ganó espacio en la casa. Y fuera de casa, cuando tenía que hacer uso de los medios locales para promover un evento cultural, siempre odiaba la forma en la que era tratado o percibido. No encajábamos en ningún segmento pero el más cercano era el de Entretenimiento o Sociedad los cuales son peores en la Tv. Solo había una estación de radio en la que mis maestros tenían UNA HORA de programa y se llamó “Ecos de Sotavento” en donde la pasábamos súper bien. La prensa escrita solo daba espacio cuando necesitaban entrevistar artistas pero en festivales locales siempre le daban mayor espacio y relevancia a los artistas que visitaban la ciudad. También en su cartelera de eventos de fin de semana.

Un día supe que tenía que salir de Veracruz pero no sabía a dónde. Otro día ya estaba saliendo con una maleta con ropa, zapatos y otros objetos que significan algo que te dan valor, esperanza, calor, cercanía y seguridad. En una funda de guitarra llevaba mi jarana y mi requinto. En la mochila sobre mi espalda mi computadora, otros electrónicos y una banderita de México con un dije de la Virgen de Guadalupe que me había regalado mi abuelita cuando cumplí 15 años.

Llegué a Los Ángeles, California en 2004 para trabajar en un proyecto emergente de música y danza con los grupos Quetzal y Floricanto que pronto se transformó en un proyecto  comunitario, lo cual me brindó acceso a un grupo de gente con la cual pude sobrevivir los días pesados de melancolía y dudas tocando mi música: el son jarocho. El amor hizo su parte y pronto ya tenía una razón más para disfrutar de la nueva vida en un nuevo lugar con nueva gente.

Pasando esa ola emocional de la novedad, todo se empaña por el color de lo rutinario. Mi vida cambia dramáticamente al hacerme papá y las salidas a trabajar eran justo y solo eso o menos. Pasando unos meses empezaba a resentir el cambio de forma negativa, me faltaba ánimo, no sentía brillo, y lo peor de todo era que me empezaba a sentirme lejos, aislado, como olvidado.  Nada impidió que disfrutara la nueva vida personal-familiar, pero siendo alguien tan social sí llegué a sentir que vivía solo con un pulmón.

Dicen que “el ocio es la madre de todos los vicios” pero en mi caso ha sido la madre de todas mis ideas y proyectos. Nace Jarochelo.

La modernidad cibernética ya estaba en muchos hogares al alcance de mucha de la gente de mi ámbito cultural. Al principio solo las instituciones, comercios y los profesionales eran los que tenían website. Luego llegó MySpace y muchos contemporáneos se pusieron en contacto interactivo compartiendo música nueva, vieja y de todas partes del mundo. Ya era más fácil saludar y hasta dar las gracias por algo publicado. YouTube apenas brindaba unos suspiros videográficos de mi cultura en su tierra con los cuales uno agradecía esta modernidad. Todo estaba bien y parecía que ya no había mejor cosa que le podía suceder a un inmigrante hasta que llega Facebook a mi comunidad cyber cultural y todos migramos a ese nuevo pueblo en donde los chismes, chistes, noticias internacionales, videos, pensamientos, habladas, mentadas, todo tenía un espacio para todas las generaciones, los adolescentes, venti -añeros, treinta-añeros, cuarentones y escalando hasta tener a mi mamá y papá entre mi lista de contactos el día de hoy!!

De esos pequeños núcleos de gente aprendiendo en los 90’s salió mucha gente, se multiplicaron los esfuerzos, el gusto, fandangos por todas partes, se diseminó la semilla, se complementaron y conectaron comunidades con esta música, con esta práctica. Se rompieron fronteras mentales, se recortaron distancias que lamentamos recorrer algún día, se generaron lazos locales y se comparten con todo mundo generando momentum desde entonces al día de hoy. Pero en ese movimiento no solo se gana, también se pierde y con el paso del tiempo puedes llegar a quedar aislado. Lo sé.

El son jarocho y fandango ahora se practica y celebra en muchas ciudades de México, Estados Unidos, Canadá; en diferentes países de Europa también.

Por ser laudero, músico comunitario/profesional y maestro del son jarocho, me llegaba muchas veces la misma pregunta: ¿cómo se cambia una cuerda? ¿cómo se afina la jarana o el requinto? ¿Cúales son los acordes para empezar a tocar la jarana? Etc… Entonces un día decido hacer para YouTube JarocheloTV “Consejos de Laudero” con entrevistas e información para principiantes. Fue un gran atrevimiento pero fue bien recibido y hasta el día de hoy mantengo ese canal más no ese concepto, ahora ya se concentró en consejos para tocar jarana, requinto o zapateado. Y más tarde nace “RADIO JAROCHELO, tu podcast de Son Jarocho y Fandango”, un programa de radio para la internet/redes sociales que incluye entrevistas, música del pasado, clásicos jarochos y algo de reciente producción, se recomienda un video, se lee poesía, eventos relevantes y se discute o abre tema de discusión de algún tema de actualidad.

Ha sido tan bien recibida la idea del programa de radio que muy pronto la adoptó Cambio Digital, una estación de radio en Veracruz para integrarla a su programación semanal. Productoras de radio expresaban su admiración al programa por ser tan diverso, específico y hasta entretenido dentro del rubro cultural y es así como Qué Huelga Radio, una estación FM de la Ciudad de México lo adopta, luego otra de Jalisco Radio Universidad de Guadalajara; Regeneración Radio, otra más de México, D.F. Radio Bilingüe y Radio Cadena también estuvieron interesadas pero fue Radio Santa Ana en California quienes lo hacen posible. Una radio comunitaria en Montreal, Canadá transmitió por un tiempo algunos segmentos del programa y ahora una más del mismo estilo pero en Francia se ha unido a esta red de difusión, Frécuences Latines de Radio Mon Païs. También se escuchan en iTunes, Stitcher y iVoox

Gracias a este programa de radio he podido salir de casa, he podido reconectarme con Veracruz y conectarme con otros nuevos lugares y comunidades, he hecho nuevas amistades y sobre todo he podido compartir esta experiencia con gente que dejó el camino del son a fines de los 90’s o con quienes apenas descubrieron este fenómeno y se han enamorado de la jarana y el fandango. A través de los medios electrónicos he recibido múltiples felicitaciones y mensajes en los que la gente me expresa sentimientos personales que despierta este programa. Algunos inmigrantes como yo reviven memorias y sueñan, otros recuerdan sus viajes que pueden ser de luna de miel en los 50’s o apenas el verano pasado; otros sienten que aprenden más al escuchar; otros aprovechan para enterarse qué hay de nuevo o sucediendo en otras partes puesto que puede ser un Encuentro de Jaraneros, un taller o curso o seminario, un festival o concierto, un fandango o un llamado pidiendo ayuda para apoyar algo o a alguien de esta comunidad internacional de gente fandanguera.

Todos los programas están archivados y con libre acceso en internet en www.jarochelo.com. Con el grupo Quetzal fui grabado por Folkways-Smithsonian en el disco Quetzanimales ganador del Grammy en 2013. Actualmente dirijo el grupo son jarocho-chicano Cambalache, continúo grabando podcasts con Chuy Sandoval, compañero de grupo. Construyo instrumentos y hago videos tutoriales para YouTube. También doy clases de música en centros culturales, escuelas y prisiones.

César Castro es maestro, fabricante de instrumentos y músico, basado en Los Ángeles, California. Dirige el conjunto jarocho-chicano Cambalache, y se presenta con el grupo Quetzal en el álbum de Smithsonian Folkways ganador del premio Grammy en 2013 Imaginaries. Sigue produciendo Radio Jarochelo con su compañero de grupo musical Chuy Sandoval, y enseñando son jarocho en centros culturales, escuelas y prisiones.

No Comments

Comments powered by Disqus
View comment(s)

Back Issues

.